La Paz, 8 de diciembre 2017 (SEDEM).- El Gerente Técnico de la Empresa Pública Productiva Apícola PROMIEL, Remmy Gonzales, informó que esta empresa incrementó su producción y mejoró sus utilidades por lo que ahora está en busca de la Certificación ISO que garantice su producción de alta calidad y así en un futuro expandirse en el mercado internacional. Promiel fue creada el 2014 con el objetivo de incrementar la actividad apícola y contribuir con la seguridad alimentaria basándose en un producto de calidad, precio justo y con responsabilidad social y ambiental. Hasta la fecha, esta empresa estatal llega hasta el 60% de su capacidad productiva con sus plantas en Villa Tunari (Cochabamba) y Monteagudo (Chuquisaca) que llegan a procesar hasta 300 toneladas de miel. Se prevé que en el 2018 se produzca más de 600 toneladas de miel con una tercera planta ubicada Irupana (La Paz). “Tarde o temprano cubriremos la demanda interna, queremos ser certificados como miel orgánica de calidad para exportarla. La miel convencional cuesta $us. 3 y la orgánica esta entre $us 6 y 7” explicó el Gerente. De acuerdo con Gonzales antes de la consolidación de Promiel Bolivia contaba con 28.000 colmenas, pero por la alta demanda se impulsó la creación de 10.000 nuevas colmenas sin aditivos químicos, sin pintura, y con maderas naturales y duraderas. “Estamos cubriendo el mercado interno con el subsidio, el Ejército y  tenemos ventas similares. Estamos avanzando en la medida que se implementa más colmenas en el país, se triplico la producción de miel”, concluyó Gonzales. Pronta inauguración de planta apícola en La Paz El Gerente de Promiel informó que la planta de Irupana en los Yungas esta con el 90 %  de implementación y que sólo se espera la llegada de la maquinaria totalmente automática que mejorar el rendimiento de la producción de miel. Esta planta tiene una inversión aproximada de 38 millones de bolivianos y se prevé que su inauguración sea para principios del 2018.