VICSTAR llega este mes para poner en marcha Papelbol

(Cambio).- La corporación de origen chino tendrá un plazo de diez meses para poner en marcha la empresa estatal y seis para demostrar que opera en perfecto estado.
Este mes llegarán a Bolivia los funcionarios de la firma china Vicstar para instalar y poner en marcha la empresa estatal Papelbol, informó ayer la gerenta general del Servicio de Desarrollo de las Empresas Públicas Productivas (Sedem), Patricia Ballivián.
“De acuerdo con la información (que tenemos), estarán ya arribando a nuestro país hasta fines de este mes”, señaló.
Vicstar fue contratada por el Gobierno en enero de esta gestión y en el transcurso de ese tiempo efectuó trámites administrativos.
De forma paralela, algunos funcionarios de esa firma china levantan un campamento de operaciones en Villa Tunari, en el Chapare cochabambino.
Plazo de diez meses
Una vez que el equipo completo de Vicstar llegue a Bolivia y reciba la “orden de proceder”, cuenta con diez meses para poner en marcha la empresa, de acuerdo con las especificaciones del contrato, subrayó Patricia Ballivián.
Culminado este período, el equipo asiático deberá poner en funcionamiento la planta y operarla por seis meses.
Explicó que esto se dará “como garantía (...) de la eficiencia tecnológica que nos están proveyendo y que estará dentro de los marcos estipulados, más la garantía del cumplimiento de las capacidades de producción (de la planta)”.
Durante ese período, los expertos también realizarán la capacitación respectiva de los funcionarios bolivianos.
Según las previsiones, la planta procesará 70 toneladas de papel por día y generará cerca de 40 empleos directos y 280 indirectos.
La instalación y puesta en marcha de la empresa demandará un costo de 3 millones de dólares, que fueron erogados por el Tesoro General del Estado (TGE).
Ballivián destacó la importancia de Papelbol porque producirá insumos que actualmente son importados por el país.
En 2011, las importaciones legales de papel bond alcanzaron a 45 millones de dólares, por un total de 42 millones de toneladas.
A esto se suman las compras no registradas de ese material, hecho que afecta al Estado.


Investigan a D’ Andrea
Patricia Ballivián, del Sedem, recordó que la Fiscalía investiga las irregularidades que cometió la brasileña D’Andrea en la instalación de la planta de Papelbol.
La firma carioca que se adjudicó el proyecto en primera instancia incumplió los términos técnicos y plazos estipulados.
La evaluación técnica de PricewaterhouseCoopers determinó que las condiciones técnicas de provisión de maquinaria de la empresa D’Andrea no cumplían con la oferta que hizo al Gobierno boliviano, indicó Ballivián.